viernes, 8 de junio de 2012

La Segunda Venida de Cristo.


 

Tema: La Segunda Venida de Cristo

Titulo: El Gran Escape

Lectura Bíblica:
“Cuando estén diciendo: paz y seguridad, vendrá de improviso sobre ellos la destrucción, como le llegan a la mujer en cinta los dolores de parto.
De ninguna manera podrán escapar”. 1 Tesalonicenses 5:3.





Introducción: 

La noche del 14 de abril de 1912, hace 98 años, ocurrió la tragedia del Titánic. ¿Qué ocurrió aquella noche? Esta fue la crónica que ofrecía al día siguiente un conocido diario neoyorquino: “Aterrados por el terrible impacto, los pasajeros salieron corriendo de sus camarotes y se dirigieron al salón principal, en medio del ensordecedor ruido del acero, los platos y las vigas de madera que se rompían. El estruendo de los bloques de hielo que caían en la cubierta añadía horror al horror. Una multitud salvaje e ingobernable salió de los salones par ir a ver una escena tan aterradora que es imposible describirla. Más de cien metros del casco no era más que una informe masa de acero roto y retorcido…”
Pero nada de todo eso era cierto. El operador de radio del Carpatia, buque que acudió en rescate de las víctimas, estaba tan ocupado transmitiendo mensajes de los náufragos, que se negó  a contestar las preguntas de los reporteros. Así que ellos inventaron todos los reportajes que se publicaron aquel día.
¿Qué ocurrió realmente aquella noche fatal a bordo del Titánic? La verdad era muy diferente: Los pasajeros estuvieron disfrutando las delicias de su palacio flotante. Todos se sentían perfectamente seguros. ¿Por qué preocuparse? El Titánic no se podía hundir. Al parecer, alguien había dicho: “Ni Dios podría hundir este barco”. Tanto la tripulación como los pasajeros estaban adormecidos por una fatal arrogancia.
Ni pánico, ni conmoción, ni confusión. Después de un tiempo, el capitán convoco a todos los pasajeros para que aparecieran en la cubierta con sus chalecos salvavidas. Muchos creyeron que era una broma. Cuando se les ordenó que subieran las mujeres y los niños a los pocos botes salvavidas que estaban disponibles, muchos pensaron que era una práctica y que pronto estarían de vuelta en su barco. El Titánic no se podía hundir. Solo cuando se disparó el primer cohete algunos aceptaron que la cosa era bien seria, pues en alta mar un cohete es señal universal de peligro y solicitud de socorro. Solo el frío del agua congeló el gesto de horror cuando se dieron cuenta, demasiado tarde, que el Titánic se estaba hundiendo…¡y se hundió! La tragedia no fue que aquel enorme navío se hundiera, sino que todas las señales, avisos, advertencias y reglas de la navegación fueron ignorados tanto por el capitán, como por los oficiales y los pasajeros. Todo un modelo de infatuación que llevará a miles a la perdición eterna en el día Final cuando Cristo aparezca por segunda vez a rescatar a sus hijos y llevarlos salvos y libres de toda maldad a las moradas eternas.
Desarrollo:
Ante esta triste y dura realidad ilustrada en la  historia anterior podemos enmarcar la actitud de la mayoría de los habitantes de este mundo; distraídos en sus afanes, enfrascados en sus placeres, seguridad en ellos mismos, escepticismo en la verdad Profética más segura que nos advierte, anuncia y predica del segundo advenimiento de Cristo a esta tierra.
En la palabra de Dios tenemos nuestra salvaguardia, seguridad, confianza y esperanza de que todo lo que esta aconteciendo en el mundo grita a voz en cuello que Jesús viene pronto y es tu deber prepararte para tan maravilloso evento.
Es por eso que quiero llevarte a la Biblia para que en ella puedas conocer cuál es la voluntad perfecta de Dios para tu vida.
I)                    ¿Qué consejo da la Biblia como solución a nuestra situación en éste mundo?
San Juan 14:1-3
Verso 1. No se turbe vuestro corazón creéis en Dios creed también en mi.
Verso 2. En la casa de mi Padre muchas moradas hay de otra manera os lo hubiera dicho…
Verso 3. Y si voy y os preparo lugar vendré otra vez y os tomare con migo; para que donde yo esté, vosotros también estéis.
No turbarnos y creer que Jesús regresará para llevarnos
Es nuestra maravillosa, bendita y bien aventurada esperanza. Cristo prometió que vendrá de nuevo y él lo va a cumplir pues su palabra es fiel y verdadera. No turbarse implica no angustiarse, no desesperarse y sobre todo un término tan usado en nuestros días no estresarse. Ya que el prometió que volverá y no tardara.
Probablemente en este momento tu estés pasando por un momento difícil en tu vida; quiero decirte que esta promesa bíblica es para ti; Jesús te dice en sus palabra no te turbes, no te angusties, no te estreses ¿crees en Dios? Cree también en él. Él es el Hijo de Dios el que murió en la cruz pero resucito al tercer día, subió al cielo, intercede por ti y por mí y pronto volverá para llevarte a ti y a mí al lugar que nos ha preparado. Pon tu mirada, tu vida y todo tu ser en esta maravillosa esperanza fundamentada en tan linda promesa de San Juan 14:1-3. Él lo cumplirá solo ten fe.
II)                  Las razones que tenemos para creer que Jesús vendrá.
a)      Apocalipsis 22:7  “Mira que vengo pronto dichoso el que guarda las palabras de la  profecías de este libro.”
b)      Hechos 1:9 “Y habiendo dicho estas cosas, viéndolo ellos, fue alzado, y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos.”
c)      Hechos 1:10 “Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él se iba, he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas,
Verso 11: Los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿Por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo.
Después de consultar la evidencia inspirada en estos textos que leímos no podemos dejar de afirmar con la más elevada convicción de que en la escritura tenemos la razón más que suficiente para confiar en el inminente retorno de Cristo Jesús a esta tierra para rescatar a sus hijos de todo lo malo de este mundo pues él mismo lo prometió y los ángeles reconfirmaron, y evidenciaron la veracidad de esta maravillosa promesa.
Amigo prepárate porque así como Cristo ascendió al cielo de la misma manera descenderá con poder y gran gloria; él viene por ti, lo prometió y desea llevarte consigo a un lugar donde habrá felicidad, gozo, alegría en absoluto, ir con él es tu decisión.

III)                ¿Para qué vendrá Jesús?
a)      1 Tesalonicenses 4:16 “Porque el Señor mismo con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero.
Verso 17: Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.
Estos maravillosos textos que acabamos de leer nos dan la certeza en cuanto a la obra que Jesús viene a realizar el día que se manifieste en la gloria de su Padre y el cielo se enrolle como un pergamino y toda la creación sienta la presencia de aquel que está sentado en el trono y que ahora viene a esta tierra por segunda vez no como un bebe sino como el Señor de Señores, El Dios Todopoderoso. En esa maravillosa manifestación el realizara tres cosas según los textos anteriores:
1- Destruir a los impíos.
2- Resucitar a los que hayan muerto en Cristo.
3- Llevarse a los justos vivos y resucitados a vivir con Él.
Prácticamente son dos grupos en los cuales quedara divida toda la humanidad. Te pregunto: ¿en cuál grupo estarás tu? Ya lo pensaste crees que es primordial reflexionar en este asunto de vital importancia; Cristo viene estés o no estés preparado pues los propósitos de Dios no conocen premura ni demora él lo prometió y lo cumplirá. ¡La decisión es tuya!  Cristo está por venir y el desea en lo más intimo de su corazón llevarte consigo.
Conclusión:
Ante la inestabilidad reinante en este mundo, ante los problemas del diario vivir la biblia nos enseña a confiar en Dios pues él tiene el control y ha prometido poner fin a todo lo malo es por eso que en esta oportunidad hemos aprendido a:
1)      No turbarnos y creer que Jesús regresará para llevarnos
2)      Tenemos la palabra profética más segura a la cual hacemos bien al estar atentos pues la evidencia es inspirada.
3)      Y último Cristo viene para destruir a los impíos pero también para llevar a sus hijos al lugar que prometió, donde reina la justicia, la paz, el gozo y la felicidad.

Llamado:
Al repasar estas tres realidades de acuerdo al tema de la segunda venida de Cristo solo me queda ahora hacerte la más grande, importante y maravillosa invitación que alguien te puede hacer en este mundo. Ven a Jesús él te está invitando allí donde estas sentado probablemente con dificultades en tu vida, tristezas, problemas, sufrimiento, etc. Es por eso que ahora te dice venid a mi todos los trabajados y cargados que yo os hare descansar; no esperes mas, no postergues tu tiempo, no te distraigas en los asuntos vanos que este mundo ofrece, levántate de ese asiento y testifica ante el universo entero que deseas entregar tu vida a Jesús. ¿Quieres ser contado entre los salvados de este mundo el día que Cristo venga por segunda vez a esta tierra? Entonces ven ahora y acéptale como tu salvador y dile: ayúdame a prepararme para ese maravilloso encuentro contigo.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada